Perspectiva solidaria de Cáritas, la Fundación Yrichen y Educanepal

Anoche se desarrolló en el Centro Cultural de Ingenio Federico García Lorca, la primera de las mesas redondas programadas en el marco de la sexta edición de las Jornadas Etnográficas ‘Cultura y compromiso’, la cual contó con la participación de Jorge Hernández, presidente de la Fundación Canaria Yrichen; Pedro Herránz, director de Cáritas Diocesana de Canarias; y José Díaz, fundador de Educanepal. La mesa estuvo moderada por el profesor de la ULPGC, Ulises Castro Núñez.

jornadas_etnog_20_07_2012

Las jornadas abordan en esta edición el papel del compromiso en el contexto de la cultura como motor de transformación para lograr sociedades cada vez más solidarias, democráticas y tolerantes. Por ello, en el programa general se analizará desde el protagonismo de la universidad en el futuro de la cultura, hasta la influencia de las nuevas tecnologías en las sociedades del conocimiento, pasando por la delicada pero imprescindible labor que ejercen las diferentes organizaciones no gubernamentales que operan en el marco de la complicada situación social y económica que vive Canarias en el contexto de la crisis europea.

Tras una sucinta introducción por parte de cada uno de los responsables de las organizaciones representadas que permitió conocer a cada una de ellas, todos coincidieron en cuanto a las cualidades que debe tener una ONG, afirmando que "deben ser organizaciones transparentes". Para Jorge Hernández, el reto de las ONG’s es la credibilidad, pero también reivindicó una mayor participación por parte de los ciudadanos, "pues es la sociedad civil, más que el Estado, la que debe construir la democracia e identificar y solucionar sus necesidad". José Díaz puso en valor la acción del voluntariado, que en el caso de EducaNepal está compuesto por 230 personas. Además, coincidió con Hernández en la necesidad de hacer ver a la sociedad que el dinero recibido está bien administrado, y "actos como el de las jornadas etnográficas son importantes".

“Una pequeña luz, si se complementa con otras, puede generar una gran luz”, con esta expresión quisieron transmitir que para que cambie la sociedad es necesario que cambie el ser humano. "Ahora mismo hay un egoísmo colectivo, en el que vemos a alguien que necesita ayuda y no la ayudamos. Y en ocasiones ni siquiera necesitan dinero, solo necesitan ser escuchados", subrayaron.