Las embajadas culturales de Osetia, Méjico, Senegal, Granada y Nueva Zelanda ya se encuentran en la isla para participar en el Festival Internacional de Folklore de la Villa de Ingenio

En la mañana de este jueves, 26 de julio, tuvo lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Ingenio la oficial por parte del alcalde de la Villa, Juan José Gil; del concejal de Cultura, Rayco Padilla, el director del Festival Internacional de Folklore Villa de Ingenio, David Castellano; junto con otros ediles del grupo de gobierno, a los representantes de los grupos participantes en la XVII edición.

recepcion0.jpg

Gil dio la bienvenida a los diversos representantes de las embajadas culturales, a la vez que les invitó a que “vivan, disfruten, se solidaricen y se interrelacionen con nuestra gente, que es en definitiva lo que se ha conseguido a lo largo de estos años con este Festival”.

Por su parte el edil, Rayco Padilla, se sumó a las palabras de bienvenida del alcalde y se congratuló de que este festival se siga celebrando en esta Villa, todo a ello gracias al trabajo y esfuerzo de los trabajadores municipales y del grupo Organizador, además de los grupos que nos visitan porque hacen que este festival sea una ventana abierta al mundo.

David Castellano, director del Festival y presidente de Coros y Danzas de Ingenio, tuvo palabras de agradecimiento para todos los participantes por poder contar con ellos y establecer “lazos de amistad, favorecer los intercambios culturales” que se establecen, pero principalmente porque son los auténticos embajadores de una cultura y unas tradiciones que estos días se dan cita en Ingenio”.

Por último, fueron tomando la palabra los directores de Nueva Zelanda, Osetia, Senegal, Granada y Méjico para expresar cada uno de ellos el sentimiento de gratitud y alegría por permitírsele la participación en este evento. Pero principalmente resaltaron “la importancia de que este Festival siga manteniéndose cuando muchos ya han dejado de existir”.

Para finalizar cada grupo hizo entrega a la Organización y a la entidad pública municipal de un obsequio representativo de cada país participante, para proceder luego a posar para la foto de familia.