El Festival Internacional de Folclore se afianza como la mayor muestra de la cultura y lazos de unión de los pueblos del mundo

El Festival Internacional de Folklore de la Villa de Ingenio “Muestra Solidaria de los Pueblos” celebró anoche su ceremonia de clausura. El acto, que tuvo lugar en la Plaza de La Candelaria, congregó a miles de personas, que asistieron in situ a presenciar las actuaciones, así como todos los televidentes que las siguieron en directo a través de Este Canal Televisión y la web oficial del Festival: www.folkloredeingenio.com. Como cada año, el cierre de esta semana de Folklore es una muestra de reinvención y reivindicación del Festival.

MG_3674.jpg

La noche la abría la Escuela Municipal de Danza, cuyos alumnos realizaron una coreografía especialmente creada para la ocasión. Una obertura solemne y llena de color, pues los bailarines portaban en sus caras máscaras del mundo.

A esta novedad la acompañó otra igual de solemne, la llegada a la Plaza de las banderas de todos los grupos visitantes. Encabezada por la de CIOFF, banderas de Granada, Senegal, México, Nueva Zelanda, Osetia, España y Canarias hicieron su aparición en el escenario. Luego, sus portadores-integrantes de los correspondientes grupos-las colocaron en la parte superior de la fuente de la Plaza, donde se colocó una pasarela. Así, todo el acto estaría presidido por uno de los símbolos que mejor define a los pueblos.

La presentación del acto corrió a cargo del profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Manuel Pérez, quien dio la bienvenida a todos los presentes y resaltó la importancia de actos como este en el devenir de la cultura y la sociedad. Asimismo, fue el encargado de dar paso a los videos de presentación de los grupos, que introducían al público en los elementos más característicos de la región a la que cada uno pertenece.

En el apartado de las actuaciones, los grupos se reservaron par el acto de clausura lo mejor de su repertorio. Desde Canarias, la agrupación folklórica “Los Artesanos” nos brindaron unas folías y unas malagueñas. El Grupo Jammu, de Senegal, nos trajo el imponente sonido de un conjunto de tambores, los enérgicos movimientos de los bailarines africanos y el juego de fuego escupido por la boca. Por parte de Granada, el Grupo Municipal de Bailes Regionales mostró un repertorio puro y elegante, haciendo gala de sus mejores trajes de flamenco, al que acompañaba el característico sonido de las castañuelas.

El grupo Coros y Danzas de Ingenio, grupo organizador del Festival, hizo un guiño a uno de los bailes originarios de Ingenio, la “Polka del Artesano”. Tres grupos de diferentes edades mostraron la artesanía del pueblo y brindaron al público una danza alegre y dinámica. A la “Polka del Artesano” le siguieron los juegos infantiles, interpretado por otros tres conjuntos del grupo infantil de “Coros y Danzas”. Nueva Zelanda, con el conjunto Nga Uri Te Wai-o-Taiki, hizo uso de sus potentes voces para hacer llegar sus cantos al público. Potentes temas, a los que daban fuerza elementos como las lanzas y las expresivas caras neozelandesas. México nos traslado al nuevo continente con su repertorio más clásico, el del zapateo y color que más une al país con Canarias. El último grupo en actuar fue Gorec, de Osetia, donde elegantes mujeres vestidas de largo se movían por todo el escenario de manera elegante, y donde los hombres mostraban su fuerza en una intensa lucha de espadas.

El acto fue también amenizado por el repentista Yeray Rodríguez, quien con sus versos reivindicó el papel del Festival, para presentar uno a uno a los grupos, quienes se colocaron sobre el escenario para entonar el himno del festival. A estos bailarines les acompañaban una pareja de cada grupo, colocada en la pasarela sobre la fuente de la Plaza, donde mismo ondeaban las banderas. “Mañanas de mi Pueblo”, tema compuesto por Blas Sánchez, fue cantado por todos los integrantes de los grupos con el mismo sentimiento. Publico y bailarines unieron sus manos para cantar el himno, mientras los fuegos artificiales ponían el broche a tan gran noche.