Las romerías de Mogán y Tegueste, a debate en el I Campus de Etnografía y Folklore

jornadas etnográficas
Las romerías suscitaron anoche un amplio e interesante debate en la segunda sesión del I Campus de Etnografía y Folklore de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, enmarcado en el XIX Festival Internacional de Folklore de la Villa de Ingenio. Muestra de los pueblos.
La jornada de ayer martes, contó con la participación de Francisco Rodríguez Sánchez, presidente de la Agrupación Folclórica y Cultural “El Mocán” y en representación de la “Romería de San Antonio El Chico de Mogán” y con el historiador Elesmí de León Santana de “La Romería de San Marcos de Tegueste”, los cuales se remontaron a los orígenes y evolución de ambas actividades.

La primera exposición corrió a cargo de Francisco Rodríguez, que mediante una proyección de imágenes, recordó esos encuentros que ya comenzaban a celebrarse en los años 70 con una amplia representación de vecinos y carretas para realizar las ofrendas al Santo.

Rodríguez explicó el porqué de las dos fiestas que se celebran en honor a San Antonio, una de ellas la de “San Antonio El Chico” celebrada a partir de 1840 tras el paso de una plaga de langostas que afectó a la agricultura, y la de “San Antonio El Grande”, organizada por el Ayuntamiento de Mogán y de más reciente creación, la cual se celebra en el mes de agosto al terminar la zafra, una fiesta menos tradicional y más popular.

Por último, Francisco Rodríguez invitó a todos a vivir la romería para conocerla mejor, para ello invitó a todos los presentes a la del 2015, la cual se desarrollará el 6 de junio, coincidiendo además con la conmemoración del bicentenario de la segregación de Mogán de Tejeda.

Por otra parte, Elesmí de León, situó a los asistentes a este Campus geográfica e históricamente en la Villa de Tegueste, para luego presentar este evento tradicional que data de 1969.

Como características diferenciadoras, la Romería de Tegueste lanza la imagen del Santo, la de los grupos folclóricos, los barcos que se vinculan a una promesa a la Virgen de Los Remedios para evitar la llegada de la epidemia de la Peste, la danza de las flores, una danza tradicional como la de Cintas, con la particularidad de que se ejecuta con 6 arcos de flores portados por seis bailadores; y por supuesto las carretas que se caracterizan por llevar 3 paneles con semillas y motivos diversos.

Tras estas explicaciones, se inició un amplio debate por tratarse de un tema de gran controversia. Los participantes intercambiaron opiniones, planteamientos y aportaciones que se podrían extrapolar a todas las romerías que se celebran en las islas, destacando aspectos relacionados con la vestimenta a utilizar por parte de los romeros y romeras, el comportamiento de estos, pero sobre todo con la idea de transmitir adecuadamente la tradición, el objetivo primordial también de este Campus.