Carmelo Padrón: “Los Carneros de Tigaday es una de las costumbres más antiguas del Carnaval de Canarias”

Carmelo Padrón
El I Campus de Etnografía y Folklore de Ingenio, enmarcado en el XIX Festival Internacional de Folklore de Ingenio, acogió anoche, en el Centro Cultural “Federico García Lorca”, una conferencia sobre “Los Carneros del Carnaval de Tigaday”, que fue impartida por el herreño Carmelo Padrón.
Padrón pertenece al grupo folclórico Tejeguate, se considera “un amante de las tradiciones y todo lo relacionado con el folclore”, y es uno de los muchos participantes en dar vida a Los carneros de Tigaday.

Habló de cómo se ha rescatado por parte de los herreños esta tradición, “a punto de perderse, que gracias a un señor ya fallecido, don Benito Padrón, que fue el que único la mantuvo, en la actualidad sigue celebrándose”. En su conferencia, detalló cómo se confecciona la original vestimenta, las diferentes partes de esta, el material del que está hecha y cómo se colocan, entre otros detalles.

Carmelo Padrón tiene 42 años, y ha “mamado” desde pequeño esta tradición, en la zona de La Frontera. “Está muy metido dentro del alma de la gente de aquí. La primera vez que me vestí tenía 15 años y, desde entonces, he creído siempre que es una de las costumbres auténticas y únicas dentro de nuestra cultura de carnaval, unida a la tradición pastoril de la isla. Posiblemente sea de las más antiguas costumbres de esta índole en Canarias”, afirma Carmelo Padrón.

“Los inicios no se saben, se pierden en el tiempo. Está claro que está arraigado al mundo pastoril de la isla, como incluso a posibles arraigos aborígenes. Es algo que no se puede afirmar”, explica Carmelo Padrón.

Los Carneros de Tigaday suponen todo un acontecimiento en febrero entre los herreños: “La gente de aquí decidió conservar la tradición de Los carneros de Tigaday, al darse cuenta del valor que hay que darle realmente y de que hay que conservarlo, al ser en Canarias algo único. Y gracias al rescate, después de la guerra mantuvo la tradición Don Benito Padrón, uno de los fundadores del Grupo Folclórico Tejeguate, de los más antiguos de la isla”, subraya. Esta tradición “se ha mantenido y conservado desde sus orígenes, por los herreños, y más concretamente la gente de Frontera”.

“El vestirse con pieles de carnero u oveja, saleas como se denominan aquí, correr por las calles al ruido de cascabeles o jierros, como se llama en El Hierro a una especie de cencerro son reflejo exacto de cómo se realizaba esta tradición, que se mantiene intacta a cómo se realizaba antiguamente”, detalla.

La comitiva que da vida a Los Carneros de Tigaday no siempre está compuesta por el mismo número de personas. Disfrazados de Carneros y de Pastores, en total pueden llegar a conformarla entre 35 y 40 personas.

Sobre la difusión y estudio de esta tradición primitiva, Carmelo Padrón cree que “aún falta mucho para que la gente lo conozca. Claro está que en la actualidad es mucho más conocida, gracias a la tele, Internet, prensa, etc. Pero aún es un gran desconocido dentro de los canarios”.